jueves, 15 de abril de 2010

SANTA POLA, RADIOSCÓPIOS Y "PEZQUEÑINES"

UNA CALLE DE SANTA POLA

Aunque en Santa Pola (Comarca del Baix Vinalopó -Alacant), no había ningún médico cliente de Productas ARA que tuviera un aparato de rayos X para hacer radiografías, si que he tenido que ir a ésta ciudad para montar por lo menos tres aparatos para escopia RADIOSCOPIO ARA, hubo una época que casi todos los médicos internistas, montaban en sus consultas, equipos para "pasar por la pantalla" a sus pacientes, cosa que ahora está muy restringida porqué las normativas actuales no permiten la radioscopia sin intensificador de imágen que con 0,1 miliampérios, permite visualizar los pulmones estupendamente (los RADIOSCOPIOS, necesitaban 3 miliamperios), que por aproximadamente 5 minutos, daban una dosis de radiación excesiva, además había otra circunstancia que aunque nunca ocasionó ningún accidente (al menos en nuestros aparatos), había que valorar, el tubo de rayos X iba alimentado por cables desnudos con la Alta Tensión necesaria para su funcionamiento (80.000 voltios aprox.), que estaban detrás de la espalda del paciente sólo a unos 30 centímetros, protegido unicaamente por el tablero de madera barnizada del mueble, posteriormente tuvimos que desmontar y destruir casi todos los que había por indicación de la Junta de Energía Nuclear.
Como ´mi trabajo en Santa Pola era breve, (un día a lo sumo),  el representante de la empresa en Alicante, me acompañaba a hacer el vermut con tapas en los sitios que él conocía y que consistían en unos pescaditos minúsculos que a mí, ya en aquella época me parecían una aberración, afortunadamente prohibida hoy en día, se trataba de langostinos del Mar Menor pequeñisimos y de unos pulpitos que no medían mas de 3 centímetros (incluidos los tentáculos), eran buenos pero mejor me parece el "pulpo a feira" y los langostinos adultos, recemos para que no terminemos con los "frutos" del mar por nuestra inconsciencia. Y YASTÁ

2 comentarios:

Siscu dijo...

Lo de la radiación lo sabía pero lo de los cables "peligrosos" en la espalda tras el tablero no lo sabía....
Ya me puedo ir a dormir tranquilo. :-)

Aurora dijo...

Sigo con mi flipe al descubrir los inmensos peligros a los que te enfrentabas cada día en tu trabajo!