miércoles, 7 de julio de 2010

LOS ASCENSORES DE PRINCIPE PIO

Hoy pensando en algún tema que fuera interesante, al menos para mí, me he acordado de los ascensores que ví (y utilicé) en la estación del Norte de Madrid cuado me desplazaba a Ávila, Segovia o a la parte de León en mis viajes por motivos de trabajo, estoy hablando del año 1965 mas o menos.
Recuerdo los dos ascensores que iban del vestíbulo de la estación al nivel de la calle, hasta los dos extremos de la cabecera de los andenes, eran realmente muy novedosos para mí, no sé si actualmente todavía existen porqué he intentado enterarme por Internet y no he conseguido enterarme de nada, por eso tengo que poner un dibujo hecho por mí basado solamente en mi memoria, espero algún comentario de mis amigos madrileños que quizá puedan darme mas luz sobre el tema, el dibujo, que no me ha quedado  muy bien porqué todavía tengo la vista regular de mis intervenciones quirúrgicas oculares,  espero que se entienda lo que quiero contar.
Se trata de dos ascensores con un sistema de tracción completamente desconocido para mí, a diferencia de los actuales porqué carecen de cables, poleas ni contrapesos, y a cambio tiene una gran espiga roscada (unos 50 centímetros de diámetro)  con una longitud de exactamente el recorrido del ascensor que atraviesa el interior del camarín protegida por una estructura de chapa para que no pueda dañar a los usuarios y una gran "tuerca" integrada en la parte inferior del ascensor en su centro perimetral que tampoco está a la vista, al girar la espiga roscada en un sentido o el otro, va desplazando el camarín arriba o abajo, mecánicamente me es difícil imaginar las dificultades que tendrían en el taller para fabricar ésta rosca a menos que se hiciera por partes y luego se unieran.....NO SÉ COMO.
Este sistema no creo que se pudiera usar mas que en casos como éste, no me imagino una espiga tan larga como para desplazar el ascensor 5, 6....o 24 pisos. En Madrid, éste recorría unos 10 metros.
Es una entrada quizás demasiado técnica y no apta para la mayoría de mis lectores pero me ha parecido interesante para la memoria histórica de las cosas que frecuentemente se nos olvidan. 

1 comentario:

Siscu dijo...

Curioso sistema que más que un ascensor parece una prensa :-)