viernes, 22 de mayo de 2009

COSAS DE CHAMBERÍ


Aunque Madrid es muy grande y tengo muchos recuerdos de allí, me limitaré a explicar cosas del barrio de Chamberí que es donde teníamos la casa de la calle Luchana, donde he pasado los mejores años de mi vida con mi novia, aparte del nacimiento de mis hijos y nietos. En la plaza de Olavide, había un mercado con el mismo nombre, donde siempre íbamos a comprar con Aurorita y que desgraciadamente fué demolido en 1974, y en la misma plaza hay un bar (bar Méntrida), que tiene por las paredes unos cuadros donde se vé el momento de su derribo, mediante explosiones que lo dejaron completamente destruido.

Mercado de Olavide

En la misma plaza, está el bar Kybey, donde íbamos muchas veces a hacer el vermut y que siempre te daban una tapita con cada consumición, (el jueves, había paella), su dueño y camarero se llama Paco y es muy amigo mío. En la calle Luchana, había una carbonería donde íbamos a comprar astillas, el carbón de piedra lo traían a casa con sacos, había una papelería y librería que se llamaba De Pablos y en la calle Eguilaz, al lado de casa estaba la panadería donde comprábamos el pan, no sé porqué, las barras se llaman pistolas, en la esquina de Luchana con Trafalgar, había un edificio bajo con un bar que se llamaba La Joyita, donde cada domingo despues de comer, bajaba con mi novia y tomábamos café y una copa de Calisay (Aurorita) y un coñac yo, después íbamos a pasar la tarde al cine (habían muchos en la calle Fuencarral, además del teatro Fuencarral ahora transformado en cine, en éste teatro, recuerdo que fuimos una vez con mis padres que vinieron a Madrid y actuaba Célia Gámez), o a un baile que se llamaba "La Tuna"en la calle Vallehermoso y también íbamos a veces al parque de la Dehesa de la Villa, con un tranvía que tenía su final en la calle Cardenal Cisneros esquina a Eloy Gonzalo, nos comprábamos un bocadillo de calamares y entre los pinos buscábamos un rincón escondido para que no nos viera el empleado del parque que correteaba por allí, fueron bellos momentos inolvidables. En la Glorieta de Bilbao, hay uno de los pocos cafés que quedan en Madrid, se llama Café Comercio y el tío Amador íba todos los días a tomar café, hay otro cafe muy famoso en Recoletos que se llama Café Gijón, al que le gustaba mucho ir a la mama porque casi siempre habían artistas de teatro o cine haciendo la tertulia, hay mas cafés en la Puerta del Sol, y me imagino que me dejo alguno.

Incluyo foto de nuertra casa chamberilera.....y yastá!










3 comentarios:

El ángel de Olavide dijo...

Hola
Soy vecino de la Plaza de Olavide y escribo mucho sobre este barrio de Trafalgar.
Me ha encantado esta nota sobre todo por que aporta los recuerdos de un veterano vecino. Muchas cosas de las que cuenta usted es posible que pocos las conozcan. Por ejemplo lo del bar La joyita y las cosas del tranvia.
Solo una pequeña corrección. el café de la Glorieta de Bilbao es el Comercial, no el Comercio.
Muchas gracias y un saludo

Angel

Aurora dijo...

Hola papi!
Me ha gustado mucho tu entrada del blog, yo tengo un recuerdo muy claro de una tienda de ultramarinos que había (o hay) en la calle que baja de la plaza Olavide a Luchana (creo que es Trafalgar) a mano derecha, cuyo aparador estaba siempre lleno de caramelos. Era una tienda preciosa, alguna vez habíamos entrado. Y de la pastelería "Las tres rosas", donde comprábamos a veces la merienda y nos hacíamos un lío con los suizos (que en Barcelona son otra cosa que en Madrid!). La mama siempre quería una "bamba" o mediasnoches, bueníssssimas!
Comenta algo de la tienda de la Carmen López Rello. Y qué gracia que hayas recibido un comentario del "Angel delavide": quién será??
Besitos!

Siscu dijo...

A mi ésta también me ha gustado mucho y ya puestos a recordar cosas de Madrid me he acordado de la rotura del rótulo de Carmen. Algún día lo podrías explicar también en el blog :-)