martes, 30 de noviembre de 2010

EL FOTOGRAFO DEL PAJARITO

Hoy, mientras estaba seleccionando y ordenando fotografías descabaladas, he reencontrado ésta del día de la Palma que nos reuníamos con mi primo Josep e íbamos a "picar" el palmón en la plaza dels Josepets, de izquierda a derecha aparecen mi padre, mi primo, mi hermano Jordi, yo y abajo mi hermanita Cristina con su palma, (las niñas, llevaban palma y los niños palmón), cuando el cura lo ordenaba, todos los niños empezábamos a picar en el suelo con furia hasta que conseguíamos hacer una "escoba" (pobre palmón, quedaba hecho una pena), en Barcelona es costumbre que el día de la Palma, los padrinos o las "padrinas", (no sé), regalen a sus apadrinados la palma o el palmón, mi madrina en vez del palmón me regalaba otra cosa mas útil como unos zapatos o una camisa porqué en casa no nos iban muy bien las cosas económicamente y mis padres lo preferían así. Como veréis en aquella época los niños íbamos con pantalón corto, mi primer pantalón largo fué el de mi primera Comunión. Esta foto nos la hizo "El fotógrafo del pajarito" que era un fotógrafo ambulante (completamente desaparecido de las calles de Barcelona) que llevaba una cámara con su soporte y ruedas buscando clientes en los sitios que se congregaban multitudes como por ejemplo las Ramblas, decían que llevaba un pajarito para que lo miráramos en el momento del disparo pero yo no recuerdo este pajarito, revelaba las fotos "in situ" tapando su cabeza, manos y todo el instrumental con un paño negro y despues las ponía a secar al aire de la calle y entonces ya las podíamos ver mientras se iban secando, el Jordi o el Josep podrán confirmar o rectificar mis recuerdos.

1 comentario:

Siscu dijo...

No quisiera engañarte pero creo recordar vagamente que en mi niñez he llegado a ver fotógrafos de éstos por las Ramblas. Y es que claro, ya son casi 40 años !!!

Por cierto, este año fuimos a hacer escoba con el palmón de David y me lo cargué en los primeros segundos; supongo que me pasé con los golpes aunque nunca nos había pasado lo mismo con los míos y es que quizá los palmones ya no son lo que erao :-)