sábado, 23 de enero de 2010

DINERO ENCONTRADO II

En toda mi vida, han sido cuatro veces que me he encontrado dinero por la calle y no siempre he podido disfrutar de él por diversos motivos, la primera vez y siendo yo un niño, uno de los días que estaba en casa de mi abuela en la calle Menéndez Pelayo, me acerqué a las cocheras de tranvías que existían al final de la calle, en la plaça de la Creu (hoy integrada con la Plaza Lesseps), y ví en el fondo de un carril, un cartucho de monedas de 10 centimos de peseta, se trata del sistema que tenían los cobradores de los tranvías que para guardarlas, apilaban 50 monedas y las envolvían en papel de periódico, formando unos cilindros que eran de 5 pesetas (un duro), no sé en que las "invertí", supongo que me compraría TBOs y sobres de cromos, que era una de mis aficiones, la moneda queda reflejada en la foto que incluyo y que he escaneado junto al billete que fué lo último que me encontré. Ya, siendo aprendiz en Productos ARA y cuando bajaba por la escalera para irme a mi casa, me encontré con un sobre de salario de una chica que trabajaba en el mismo edificio en la planta 5ª y como es natural, la devolví a su legítoma dueña, la tercera vez fué en Madrid, en Casa Paco en la Correderra Baja adonde íbamos a hacer el vermut en ocasiones y siempre pedíamos "chorizo de la olla" ya fuera en tapa o ración que estaba estupendo, y me dí cuenta que en el suelo había un billete de 1000 pesetas que me apresuré a coger y lo enseñé preguntando si era de álguien y de la mesa contígua me dijeron que era suyo, no sé, no sé........se lo dí y me quedé sin el billete. Finalmente, ya trabajando en la empresa de Ignasi Miquel, una mañana que me dirigía a un bar existente en la calle Bonavista para almorzar como hacía algunas veces, me encontré en la entrada un billete de 5000 pesetas que en aquellas fechas empezaban a circular (duraron poco), luego ya salieron los nuevos con la imágen de Juan Carlos, me guardé el billete y no pregunté a nadie sobre su propiedad, con mi manía de coleccionar cosas, conservo un billete de aquellos además de los siguientes aparecidos, de los que no conservo ninguno es de los de 10000 pesetas que también había.

2 comentarios:

Siscu dijo...

Al menos en este caso aprendiste la lección de no preguntar por los billetes encontrados. Lo de devolver el sobre de la paga es lo que se espera de una persona maja como tú...

Aurora dijo...

Yo recuerdo haberme encontrado una vez un billete de 500 ptas en la calle La Jota y, hace un par de meses... 50 euros en la calle, yendo al cole con Judit por la mañana! Pero me los quedé y no le pregunté a nadie si eran suyos, of course (tampoco pasaba nadie en ese momento...)