martes, 23 de junio de 2009

CALEIDOSCOPIO

Cuando yo tenía unos siete años y en la parroquia de mi barrio (San Miguel de los Santos), había una sala que se llamaba "Taller de Nazaret" adonde los niños íbamos para que nos enseñaran cosas relacionadas con los oficios y profesiones, recuerdo que hice varios objetos muy curiosos como un Caleidoscopio, un motor eléctrico muy sencillo pero que funcionaba perfectamente con una pila de 4,5 voltios, una hélice de madera que acoplé en el motor, una virgen con alambre de tender la ropa que íba soldando con estaño y varias cosas mas para aprender a utilizar las herramientas necesarias, para hacer el caleidoscopio, tuvimos que adquirir un trozo de vidrio (de espejo) el cual cortamos con un "diamante" para darle la forma de dos triángulos isósceles, y con los dos cristales enfrentados con un ángulo de unos 30º, se montaba en una estructura de cartón dejando en la parte superior delantera una abertura trasparente para que entrara la luz y en el interior se ponían bolitas hechas con papel de plata de colores, con lo cual y mirando por el extremo del triángulo se veía un círculo de doce triangulitos con las bolitas en forma simétrica circular que cuando movías el caleidoscopio, iban formando imágenes siempre diferentes.

Aunque he buscado en intermet, solo he visto algo parecido pero mucho menos interesante, el mío era circular y con doce sectores.

2 comentarios:

Aurora dijo...

Tu me ayudaste a construir uno cuando era pequeña y me lo pidieron en el cole, pero era sólo de 3 caras y fuimos a comprar los trozos de espejo a una cristalería de la calle Pardo, cerca del canódromo.
Es una de las cosas más fáciles de hacer y más gratificantes que conozco.

Siscu dijo...

Pues a ver si haces alguno de ellos para tus nietecit@s !!