sábado, 25 de abril de 2009

MUJERES

En la foto se puede ver a mi novia cuando todavía era una niña y es la primera que me mandó
desde Madrid después que en el verano precedente le dijera si quería ser mi novia cuando estábamos en los caballitos de la plaza Joanic durante la fiesta mayor de Gracia. Recuerdo que al año siguiente cuando volvió por el verano había cambiado mucho de aspecto..... se había convertido en una mujercita estupenda que me dejó impresionado. Yo, en aquella época era aprendiz en Talleres Botey y además del jornal que era de 53 pesetas (unos 30 cm de euro) a la semana, nos daban otra cantidad relacionada con la producción de la semana que se llamaba la "prima" y que mi madre me dejaba que me quedara con ella y la iba guardando hasta que tuve bastante dinero para comprarme un billete para ir a Madrid con la RENFE, y cuando por fin pude ir, recuerdo que me estaban esperando en la estación de Atocha (donde ahora existe el jardín tropical era donde estaban todas las vías) mi novia y su padre el señor Valeriano a quien no sé porque los tíos le llamaban "el duende", también a mí me pusieron un apodo, "guardián" sin haber podido entender nunca porqué; el señor Valeriano, era un hombre encantador y muy bueno y me llevó junto con mi novia a conocer algunos sitios de Madrid y como era bastante "tripero" como yo, estuvimos en varios bares donde además de la cerveza te daban una tapita (costumbre que todavía se sigue conservando hoy día), la madre de Aurorita se llamaba Dativa y era vendedora del Rastro donde acudía a diario cargada con las cosas que había comprado para venderlas, había en el Rastro un señor llamado Pedro que cada tarde iba a casa de mi suegra a jugar a las cartas y recuerdo las trifulcas que organizaba la abuela Cándida cuando perdía y tiraba las cartas por el suelo y decía que no volviera mas (el Sr. Pedro), cosa que no ocurría.
Yo, de pequeño cuando vivía en la calle Reig y Bonet también tuve la que llamaba "mi novia" que era una niña hija de la Roser que vivía en el piso de arriba (para no perder la costumbre) con la que nos gustaba jugar a médicos ????? después se fueron a vivir a la calle Argentona y se acabó el idilio, también tuve un paqueño ligue con una chica que era como yo socia de la Unión Excursionista de Cataluña y nos hicimos muy amigos durante una excursión que hicimos al castillo de la Pobla de Claramunt (cerca de Igualada), se lamaba Alicia y vivía en la calle Verdi, otras chicas que también las tenía en mente aunque nunca les dije nada de esto, eran la Maribel y la Elvira, todas eran antes de conocer a mi gran amor, la Aurorita.
No sé porque explico todas estas historias pero .....iastá

1 comentario:

Aurora dijo...

Así que Alicia, Elvira... yo no sabía nada de esto!!
Pero está muy bien, claro. No tiene ninguna importancia y es natural. Muy bonito el blog, papi!
Esta entrada no tiene nada de malo!!