jueves, 26 de marzo de 2009

ROCÍO DÚRCAL


Un recuerdo inolvidable para mí es el día de mi jura de la bandera en el servicio militar que hice en la Base Aéra de Alcalá de Henares, este día nos trasladaron a todos los reclutas a Getafe donde se celebró la jura y lo hicieron en un autocar que vino expresamente a buscarnos y recuerdo que antes de salir de la base, estuvimos en "combustibles" para repostar gasolina y nos marchamos pero al llegar al puente que pasa por encima de las vías del ferrocarril en Alcalá, el autobús empezó a hacer chuf...chuf y se paró; no hubo manera de ponerlo de nuevo en marcha y es que por costumbre, llenaron el depósito con gas oil y este autobús iba con gasolina (era uno que trajeron de Torrejón de Ardoz de la base hispano-americana existente allí), al final nos rescató el que teníamos en la base y que era el de los oficiales.
El recuerdo agradable que tengo es que éste día estuvimos acompañados siempre por Rocío Dúrcal que estuvo con nosotros en todo momento incluso comió con nosotros el mismo menú en el comedor de la base, se hizo fotos con nosotros con un traje como el nuestro y por la tarde estuvo con nosotros en un cine de Alcalá viendo una película.
El recuerdo desagradable es que me "corroía la envidia" al ver a muchos de mis compañeros a los que habían ido a visitar sus novias y a mi, no (su familia era muy estricta).
Que jóvenes éramos en aquellas fechas y la pena que me dió cuando ahora hace un año que murió Rocío y hace dos, que peor aún, se me murió mi mujer.

2 comentarios:

Aurora dijo...

Qué historias de la mili! Explica lo de los banderines, vaya cacho de borrachines que estábais hechos!
¿Y cómo es que la mama no te vino a ver? Qué lástima, no lo sabía. Besitos!

MiQuel dijo...

Hay que ver que bien te lo pasabas en la mili,
explica también el día que se fue la luz..y eras el único electricista