martes, 13 de mayo de 2008

VIAJE DE RETORNO


En mis múltiples viajes a Madrid de antaño, recuerdo que para ahorrarme algunas pesetillas, varias veces había cogido el tren correo que además de parar en casi todas las estaciones, era una “pasada” porque al final, nos conocíamos todos los viajeros y te invitaban a un trozo de tortilla de patatas, a un trago de vino...........o a cualquier cosa que se habían preparado para el camino. Este tren estaba compuesto por vagones de tercera clase y de segunda, además de los vagones correo que estaban detrás de la locomotora de vapor. Recuerdo un día que al llegar a la estación de Ascó, paramos mucho rato y al final vino otro tren procedente de Madrid y nos engancharon a los dos, siguiendo viaje juntos hasta Barcelona, uno de los dos estaría averiado, verdad???. En Mora la Nueva, normalmente cambiaban la máquina de vapor, por una eléctrica Alsthom (francesa construida en Barcelona) o una 7800 (americana construida en España con el programa de ayuda americana), si hacía frío, nos enganchaban un vagón de mercancías cerrado convertido en lo que se llamaba “calderín”, que llevaba en el interior una caldera para dar calefacción a los vagones que hasta éste momento nos la dio directamente la locomotora de vapor.

2 comentarios:

Aurora dijo...

No sabía lo de la calefacción de los trenes!
Y, por cierto, Alsthom es la actual Alstom? Por qué le han quitado la hache??
Si lo sabes, dímelo, que nunca me contestas a lo que te pregunto a través del blog!!
Petonets!

Francesc Tanarro dijo...

Hola,

El orígen del nombre Alsthom procede de la contracción de las palabras Alsacia, región de donde es originaria la empresa, y Thomson, reconocido ingeniero e inventor americano. El nombre de la empresa a pasado por varias fases en función de socios y accionistas mayoritarios (GEC, Alcatel, etc.), quedando desde el año 1994 como Alstom, para diluir el significado original dando lugar a una sola palabra/marca identifica la compañía.

Saludos!