martes, 13 de mayo de 2008

AI....AAII....AAAAIIII......Ui


Uno de los recuerdos que me vienen a la memoria de Madrid, es el día que se me ocurrió ir al barbero, cuando todavía tenía mi "hermosa cabellera", para cortarme el pelo y fuí a una que hay en la calle Cardenal Cisneros casi esquina a Luchana y bien, chas,,,chas,,,chas,,,CHASSSS, iasta, me cortó un trozo de oreja como yo me llamo Francisco. He estado muchos años con la oreja "modificada", hasta que al final me ha crecido el "cacho" que me faltaba y no se nota nada.Perdonad las chorradillas que cuento, pero es lo que hay.

2 comentarios:

Siscu dijo...

Impresionante el humor absurdo de la linea de puntos... Me encanta ! La verdad es que de tema orejas con lineas tienes un master porque no sé si la misma o la otra también la recortaste con una mesa: ¿ te acuerdas ?
Un besote papi !
Siscu

Aurora dijo...

Te iba a recordar yo lo de la oreja cortada con la mesa por haber echado Pronto en el suelo para darle brillo, vaya ost-- que te pegaste y vaya susto!! Pero el Siscu también se ha acordado.
Quién te llevó al hospital, el marido de la maestra o el Juan??
Por cierto, muy bonito el dibujín!
Besos!!