jueves, 16 de septiembre de 2010

CUCS DE SEDA

Habían en mi juventud en Barcelona un tipo de estableciientos casi extinguidos que se llaman "herboristerías" donde venden hierbas y preparados que sirven para curarlo casi todo (o no), en Gracia habían dos, cerca de casa donde mi madre iba a comprar "farigola", cuando no tenía en casa de la que nosotros mismos habíamos recolectado en el monte, también iba yo a veces para comprar hojas de morera para alimentar a los gusanos de seda que en una caja de zapatos con agujeros tenía para ver la metamorfosis de su crecimiento y evolución, también recuerdo que compraba unos ca-
ramelos de miel que me gustaban mucho. Los gusanos iban formando un capullo con un hilillo parecido al que hacen las arañas para fabricar su tela de araña y al cabo de un tiempo, perforaban dicho capullo y salía una especie de mariposa (que no volaba) y empezaba a poner muchos huevecillos diminutos que cuando tocaba, eclosionaban y salían los gusanitos y empezando de nuevo el ciclo de vida de éste animalillo que a mí, me entretenía.

2 comentarios:

Siscu dijo...

Hombre tanto como extinguidas las herboristerías.... Hay unas cuantas y allí es donde vamos a veces a comprar Kindivales y otras hierbas :-)
Respecto el tema metamorfosis me acuerdo de las que yo también vi en mis cajas de zapatos y en breve volverán a entrar en casa de la mano de David . El curso pasado ya nos ofrecieron pero declinamos la invitación ...

Aurora dijo...

A mi también me gustaban los gusanos de seda! Y voy a menudo a las herboristerías a comprar un jarabe para Judit que se llama Santasapina y va muy bien para la tos!