miércoles, 9 de diciembre de 2009

PARA MI AMIGO LLUIS

Hace pocos días que he recibido una llamada telefónica habitual en éstas fechas navideñas de mi amigo Lluis Porras, se trata de un compañero y colega que compartió conmigo los estudios en la Escuela Industrial durante los siete años que duraron dichos estudios hasta que sacamos el título de Maestro Industrial electricista, éramos muy jóvenes y conservo muchos recuerdos vividos en su compañía, él era el hijo de un industrial que tenía una fábrica de construcción de carpintería y ebanistería en Collblanc, por lo que su familia era bastante acomodada, a diferencia de la mía que mas bien era justita de recursos. Recuerdo que en una fecha indeterminada (por los años 60), fuimos al Tibidabo porque se había renovado el funicular que existe y la empresa de su padre fué la que construyó el interiorismo de dicho funicular y estuvimos observando la placa en la que constaba el constructor que me parece que era MACOSA, pero además también decía "Construcciones en madera LUIS PORRAS", adjunto foto del funicular cuando todavía no había sido "grafitado" con muy mal gusto como lo está actualmente. Algunos años en éstas fechas, íbamos a repartir con el coche de su padre (un Citröen Stromberg), los regalos de empresa con los que obsequiaba a sus clientes y como nos daban propinas, las usábamos para comprar materiales de radio en "Radio Ohm", con los que hacíamos radios de galena e incluso hicimos uno a transistores (que en aquellas fechas empezaban a aparecer). Los sábados por la tarde, salíamos a hacer alguna merienda y recuerdo lo mucho que nos gustaban las angulas, que comíamos en un bar de la calle Aribau (Bodegas Montferry), a pesar de que nos costaban una "pasta" y yo por lo menos, no andaba muy "sobrado" con el jornal que cobraba de aprendiz en Talleres Botey, que se lo daba a mi madre y sólo me quedaba para mí, la "prima" que nos daban aparte del jornal y que estaba relacionada con la producción semanal que salía de la fábrica.



1 comentario:

Siscu dijo...

Viendo este funicular me han venido a la mente los viajes que hacíamos en él para subir al Tibidabo mientras veíamos unos cartelitos por el camino de la Familia Ulises y escuchábamos la canción del "Con el tran, tran, tran, tranvía. Con el funi, funi, funi-cular..."