sábado, 19 de septiembre de 2009

MI PRIMERA COMUNIÓN (y la 2ª)

Recuerdo el día de mi primera comunión porque verdaderamente la hice dos veces (la 1ª) porqué en aquella época mis padres no estában precisamente bién de dinero y mi madre habló con el cura párroco de la iglesia que pertenecía a nuestra casa y le sugirió que podría hacer la comunión el año próximo porque no me podían comprar el traje y el Dr. Masdexeixart le dijo que de ninguna manera que ya tenía siete años y el traje me lo pagaría la parroquia, y recuerdo que me llevaron a la sastrería Casaramona en la calle Hospital donde me tomaron medidas y me hicieron el traje, por cierto que mi madre dijo que me hicieran uno para vestir en lugar de los trajes de marinero que se estilaban entonces, fué el primer pantalón largo que tuve en mi vida, después fuimos a visitar a muchos familiares a los que íbamos dando la estampita y en correspondecia me daban una propina, recogí en total 125 pesetas que pensábamos invertir para hacerme la foto de la 1ª comunión en un fotógrafo pero mi hermana Cristina se puso muy enferma y éste dinero tuvo una utilización mucho mas buena porque sirvió para comprar penicilina que tuvieron que pedir en el extranjero porqué en España todavía no había, mi hermana se curó y la única foto que tengo de éste día es ésta, tomada en el terrado de casa de la "yaya" en la que estoy con mi hermano Jordi y mi primo Josep. Como en mi colegio Isaac Albéniz también me estaban preparando con el catecismo para hacer la comunión con mis compañeros de clase, hice con ellos mi primera comunión en la iglesia de San Juan (de Gracia) y mi otra primera comunión en la Iglesia de San Miguel de los Santos (también de Gracia) donde me habían regalado el traje.

1 comentario:

Aurora dijo...

Este mossèn Masdexeixart era una buena persona: tiene una calle en Gràcia y todo, a que sí?
Por cierto, te animo (otra vez) a que pongas los nombres catalanes en catalán: Sant Joan, Sant Miquel de tots els Sants... casi no los conozco si los pones en castellano!!
Estás muy guapo en la foto y me parece flipante que los niños fuéseis siempre en pantalón corto (invierno incluido) y que hayáis sobrevivido (je, je!). Hoy pecamos de tapar demasiado a los niños. Besos!