martes, 8 de septiembre de 2009

MAS COSAS DE CHAMBERÍ

Parece exraño que muchas de las entradas de mi blog sean referidas a Madrid, mas incluso a las de Barcelona de la que soy nacido y residente desde siempre pero como mi mujer era de esa villa y mis recuerdos de allí son inborrables, las voy contando para que en un futuro quizá mis nietos se entretengan leyendo las "batallitas" de su abuelo. La Plaza de Olavide, en este caso, "El Angel de Olavide" a lo mejor me puede rectificar o complementar ésta historia, tiene todas las calles que confluyen en ella en forma radial parecida a muchas plazas de Paris y muy diferente a las de Barcelona que acustumbran a ser cuadriculadas con sus calles, hay diversos bares para hacer el aperitivo de los que he sido cliente como el Maracaná el Kibey y el Méntrida, también había una ferretería en la esquina con la calle Olid, donde en una ocasión compré una escalera de aluminio para pintar el piso que teníamos en la calle Luchana, por cierto que durante mi trabajo de pintor, se rompió un escalón y me hice un poco de daño en la tibia o el peroné (no sé), éstos días, estaba en Madrid con mi hijo Francisco y a lo mejor él se acuerda, (fuí a protestar a la ferretería pero me quedé con mi protesta y nada mas), muy cerca de la glorieta de Quevedo estaba el cine Quevedo donde hacían programa doble y era bastante económico, me acuerdo que era muy cómodo y anexo a él había un bar llamado ILSA-FRIGO adonde nos tomábamos un helado a veces............. muy cerca de allí, por la calle Fernandez de los Rios, circulaba un tranvía, el 62 (Moncloa Narváez) con unos vehículos tipo 1000, muy parecidos a los PCC norteamericanos, incluyo foto de uno de esos tranvías captado en el barrio de Usera en Junio de 1961. En la calle Fuencarral, enfrente a la Corredera Baja había un bar que conocíamos por "el ciego Corripio", antiguamente no había ningún rótulo pero la última vez que estuve en Madrid, si que tenía nombre: CORRIPIO, donde tenían unas estupendas empanadas (de atún o de chorizo) y muchas veces nos parábamos a tomar una tapa de empanada con un vino "triste", un vino "alegre" o una caña de cerveza, alguna vez y bajo pedido, comprábamos una empanada entera y la comíamos en casa, en la Corredera Baja, muy cerca de Fuencarral había una tienda de lencería (de la que omito citar su nombre para no herir ninguna susceptibilidad), que mi mujer la llamaba "el tío miserias" por lo cochambrosa que estaba, pero allí compraba sus bragas y a mí los calzoncillos y las camisetas.
Muchas cosas tengo en mente de mis vivencias en Chamberí, como la festividad de la virgen del Carmen que no sé yo si es la misma que la Paloma (no sé), y en aquella fecha, se acostumbraba a preparar en las casas e invitar a los vecinos a la típica "limoná", otra cosa muy rica que se hacía por Semana Santa eran las "torrijas" que finalmente también se vendían en las pastelerías a un precio muy abusivo, las rosquillas de Alcalá, eran un producto que me dejaba bastante "arruinado" en mis frecuentes viajes a Madrid porque siempre me llevaba varias cajas para repartir entre mi casa y la familia que las encontrábamos deliciosas, aunque había que seleccionar el sitio donde comprarlas porque había diferencias, en la calle Luchana las tenían muy buenas en una pastelería que había en la acera de los impares.
Voy a terminar aquí porque me parece que me he pasado.

6 comentarios:

El ángel de Olavide dijo...

No te has pasado ni un pelo. Tus recuerdos son, en lo que yo conozco, muy fidedignos. Vivo en el barrio solo desde el año 90 por lo que de las cosas anteriores no puedo dar fe.
Solo corregiría un poco lo de Corripio, por cierto que escribí una crónica sobre la desaparición de tan castiza taberna- http://elangeldeolavide.blogspot.com/2007/04/fiera-corrupia.html -
Estaba mas bien cerca de la glorieta de Bilbao que del cruce con la Corredera de San Pablo. Lo cerraron, tal como cuento en el enlace, hace tres o cuatro años. No sabía lo del "ciego".
La patrona del barrio es efectivamente la Virgen del Carmen, la misma que la de los marineros. Ya sabes que se celebra a mediados de Julio. La Virgen de la Paloma es la virgen de Agosto. El por que en un secarral como Madrid se celebra una virgen tan nautica te lo explicarás al saber que el barrio se llama oficialmente Trafalgar, por la famosa batalla en la que los ingleses nos dieron para el pelo. Hay una calle que seguro que recuerdas que se llama Santisima Trinidad, por cierto fue esa la calle donde estuvo durante muchos años la sede del Partido Comunista y que sirvio de sede funeraria durante el entierro de Pasionaria. Bueno, te decia que esa calle la gente se cree que se llama asi por razones religiosos y solo es por estar dedicada a uno de los buques de la Armada que participaron el el combate: el Santisima Trinidad. Incluso la calle Luchana, en la que viviste, sabes que hace memoria de la batalla quje enfrentó a las tropas carlistas con las realistas cerca de Luchana y Baracaldo en plena ria del Nervión, con lo que el toque marino sigue teniendo su lógica.

Ya sabes que tienes que venir por acá a tomerte unos vermuts en donde te apetezca. La plaza está algo cambiada. en el blog tengo alguna foto que otra.

Un abrazo Francisco. Siempre es un gusto charlar contigo. No te de pereza escribir sobre tus aventuras madrileñas

Angel

Siscu dijo...

Efectivamente el ciego corripio estaba bastante más arriba, justo delante del Drugstore donde la tata y yo jugábamos a aquel "deporte" que consistía en darle a un disco con otra especie de disco con mango sobre una mesa llena de agujeritos por dónde salía aire para limitar la fricción y de esta manera que los discos fueran más rápidos. Todavía hay muchas maquinitas de esas. El Drugstore se lo quedó un VIPS que supongo todavía está allí.

Sobre el ciego lo recuerdo perfectamente sentado en el bar y además era el cobrador !!!

Aurora dijo...

Vayaaa!! No me digas que ha cerrado el ciego de la empanada deliciosa! Cada vez que iba a Madrid (sin vosotros, con amigos o por trabajo), me pasaba por allí a comer la empanada y la sidra. Esto me hace pensar que hace tiempo que no voy a Madrid!
Por cierto, gracias al Ángel de Olavide por sus comentarios históricos sobre el barrio, qué interesante lo de la Santísima Trinidad!

Y recuerdo perfectamente las mesas de aire comprimido y los discos que cita el 6Q, todavía existen estas mesas en algunas salas de juegos (en Terrassa hay algunas!).

A ver si pillamos el AVE y vamos un finde a Madrid todos, qué te parece, papi?? Besitos!

Aurora dijo...

Y las rosquillas, estupendas en la pastelería Mallorca!
De qué pastelería hablas en la calle Luchana? No me acuerdo...

chegar dijo...

solo un par de detalles del artículo de chamberí.
El tranvia que pasaba por alli era el 61 (moncloa-narvaez como has dicho). Yo subía mucho en ese recorrido.
Y otra es que el apelativo a los tranvias no era el 1000, sino el 1001, debido a que el primero de esos tranvias se le numeró con el número "1001"

saludos y muy buenos los articulos.

Fran dijo...

Hola, me llamo Fran y soy aficionado al ferrocarril.

Te dejo el enlace a mi blog, en la entrada sobre los tranvías PCC en Madrid con equipos eléctricos de la General Eléctrica Española.


http://franerandio.wordpress.com/2013/12/03/tranvias-pcc-de-madrid/


Espero que sea de tu interés. Si hay algún error o algo que se quiera añadir estoy para leer correcciones.

Saludos cordiales, Fran