viernes, 17 de julio de 2009

RAYOS GAMMA

En el tema de radiaciones para radioterapia en las que he tenido que intervenir, la primera vez fué aproximadamente en el año 1960 en un Hospital de Igualada al que acudimos para la reparación de un aparato de rayos X el Sr. José Cabré Brú (que fué el que inicialmente me enseñó la técnica de las reparaciones) y yo y recuerdo que nos encontramos con un ambiente de preocupación del personal de radiología porqué se habían extraviado varias agujas de radium y debían ser halladas con rapidez. Las agujas de radium son huecas y en su interios se halla un isótopo radiactivo que sirve para el tratamiento de diversos tipos de cáncer y se llama Curiterapia, tiene la ventaja de que puede alojarse directamente por punción en el tumor (normalmente en el quirófano), durante un tiempo determinado y al estar en contacto directo con el mismo, lo destruye respetando en lo posible los tejidos sanos circundantes.
Otro trabajo que realizamos fué en un Hospital de Barcelona que tenía una avería en el colimador de la Bomba de Cobalto, me acompañó (o acompañé) otro técnico muy experto en el tema, voy a omitir dar nombres pues aunque me acuerdo perfectamente, sabíamos los sistemas para nuestra protección, aunque en aquella época todavía no llevábamos el dosímetro que posteriormente fué obligatorio para nuestra profesión, el colimador es la ventana por donde sale la radiación y tenía un problema mecánico que necesariamente precisaba de una intervención manual, la pastilla de Cobalto 60 de su interior va emitiendo radiación gamma continuamente (no es lo mismo que los aparatos de rayos X que desconectas la corriente y puedes trabajar tranquilo), entró en la sala, él, y yo me quedé en el pupitre de mandos para ayudarle a mover los controles que me iba indicando.
Bomba de Cobalto
Otro trabajo que hicimos fué en otro Hospital de Barcelona (mas bién de Hospitalet), al que se debía cambiar la pastilla de Cobalto, porque es una operación que debe hacerse aproximadamente cada cinco años que es su vida media, en que pierde su efectividad, lo realizó otra empresa y nosotros colaboramos con ellos y recuerdo que la pastilla llegó en un contenedor especial dentro de un camión escoltado por dos coches de la Guardia Civil.
Finalmente, voy a explicar que en la factoría de Sant Andreu de "La Maquinista Terrestre y Marítima" (hoy desaparecida de allí), tenían además del equipo Fedrex convencional de 300KV. y 12mA para radiología industrial, un "bunker" de homigón con un aparato de isótopo Iridio 192 en su interior para hacer radiografías a los piezas metálicas mas grandes que construían como las soldaduras de calderas para centrales térmicas de producción de electricidad, ejes ferroviarios, etc. nosotros atendíamos las reparaciones y controles anuales del aparato convencional y en la bomba de Iridio construimos un elemento de protección aunque para mover la cuba y colocarla en posición de trabajo, se hacía del todo robotizado, después cuando se trasladó la fábrica a Santa Perpétua de Mogoda (adquirida por Alstom) ya no hemos vuelto a saber nada de los aparatos. Y.....yastá, vaya rollo que he pegado, verdad?????

2 comentarios:

Aurora dijo...

Cada vez que me entero de las cosas que hacías cuando trabajabas me pogo mala! No sé cómo no te pasó nada con las radiaciones, a la mama le hubiese dado algo de saberlo!!
Y no sabía lo de la curiterapia, por qué no se aplica hoy en día???

Francisco Torrents dijo...

Creo que actualmente se aplican unos "hilos" y se llama Braquiterapia que es una radioterapia de contacto temporal