domingo, 4 de diciembre de 2016

Mi boda



Como es natural, me casé en Madrid el año 1967, en la Iglesia del Perpetuo Socorro que era (y es) la más cercana al domicilio de mi novia. Además, era muy bonita y tiene un órgano precioso que nos obsequió en la ceremonia.
En el momento de casarnos, me acuerdo que el cura nos puso encima de las cabezas una especie de tul blanco. El sacerdote me aclaró que no se extrañaba de nuestro desconcierto, pues en Barcelona las parejas se casan por el rito romano mientras que en Madrid lo hacen por el rito toledano.
Iglesia del Perpetuo Socorro, Madrid

Después de la boda, nos fuimos a comer toda la familia a un restaurante de mucha categoría llamado De Torres, situado en la calle enfrente de la plaza de toros de las Ventas. Después de comer, un primo de Aurora que estuvo en el convite nos llevó a su pueblo, Arenas de San Pedro, en Ávila. Este familiar nos llevó a visitar el pueblo, que es muy bonito: nos enseñó los toros de Guisando, la montaña de la mujer muerta y una gruta con estalactitas y estalagmitas.