domingo, 9 de enero de 2011

DESFILES Y BOCATAS.

Una de las cosas que  a mi particularmente me agradaba en la "mili", era desfilar pero no puedo por menos que recodar las merendolas que organizábamos dentro del edificio del transformador que era donde yo estaba destinado (era el electricista de servicio), en la Base, teníamos una granja de gallinas que proveía la cocina y alguna vez habíamos ido a "robar" huevos con los que nos hacíamos riquísimas tortillas acompañadas de los productos que otros soldados traían de sus casas (la mayoría eran agricultores de la zona de Guadalajara), también teníamos las cosas que mi novia me compraba en Madrid como latas de atún, jamón york y algún trozo de panceta................ah!!, cuando era la época, recolectábamos setas de cardo que crecían en los bordes de las pistas de aterrizaje. Una vez tuvimos (todos) un problema muy gordo cuando no sé quien robó un cordero de un rebaño de los muchos que pastaban por allí y lo vió el pastor, nunca se descubrió el autor de la fechoría (yo no tuve nada que ver). 

3 comentarios:

MiQuel dijo...

Hasta en la mili te lo pasaste bien; hay que ver.....

Siscu dijo...

El robo de la oveja !! Éste me faltaba por conocer.
Vaya, vaya.
¿ Os lo comisteis ? Supongo que no porque la historia de la matanza seguro que hubiera dado de sí y nos la hubieras explicado : no ?
Besitos
Siscu

Aurora dijo...

No me digas que robásteis una oveja, qué fuerte!
Y quién la mató? Os la comísteis? Sí que pasábais hambre en la mili!!